domingo, 2 de diciembre de 2007

Un ping-pong digno de ser leído




Un ping-pong digno de ser leído



Esta es una nota de lo más recomendable aparecida en Jewcy.com y publicada luego en ArgAtea. Se trata de debate de ideas de alto vuelo entre Sam Harris (un ateo de los más solventes y bravos de la actualidad, probablemente el mejor en términos de capacidad de dar batallas intelectuales duramente) y un tal Dennis Pragger.

La traducción aparece en:
http://argatea.com.ar/content/view/36/52/




Traduccion completa del debate llevado a cabo entre el escritor Sam Harris y el presentado radial Dennis Prager, a travez del sitio Jewcy.com en noviembre de 2006.




From: Sam Harris
To: Dennis Prager
Subject: Yahweh pertenece a la pila de basura mitológica

Me gustaría comenzar este intercambio haciendo la observación que "ateo" es un término que no debería existir. No tenemos, después de todo, un nombre para una persona que no cree en Zeus o Thor. De hecho, todos somos ateos con respecto a Zeus y Thor, y los miles de otros dioses muertos que ahora descansan en la montaña de basura de la mitología.
Un político que seriamente invoque a Poseidón en un discurso de campaña habrá de esta manera anunciado el fin de su carrera política. ¿Por qué esto es así? ¿Hubo alguien en los tiempos de Constantino que descubrió que los dioses paganos en realidad no
existen, mientras que el Dios bíblico sí? Por supuesto que no. Hay miles de dioses que alguna vez fueron adorados con absoluta convicción por hombres y mujeres como nosotros, y así y todo hoy coincidimos en que están correctamente muertos. Un "ateo" es simplemente alguien que piensa que el Dios de Abraham debería ser enterrado con el resto de esos amigos imaginarios. Estoy bastante seguro de que sólo necesitamos usar palabras como "Razón", "Sentido común", "evidencia", y "honestidad intelectual" para hacerlo.

Tantos dioses han pasado al olvido, y aún el dios celestial de Abraham demanda nuevos sacrificios. Aún se financian guerras, se cometen crimenes, y la ciencia es llevada a la perdición por deferencia a un ser invisible de quien se cree que creó todo el cosmos, afinó las constantes de la naturaleza, cubrió la tierra con 20000 especies diferentes de langostas saltamontes, y aún sigue siendo una criatura tan provinciana como para preocuparse con lo que dos adultos consienten en hacer por placer, en la privacidad de
sus dormitorios. Creencias incompatibles acerca de este Dios dividieron hace mucho tiempo nuestro mundo en comunidades morales separadas -Cristianos, Musulmanes, Judios, etc.- y esas divisiones siguen siendo una contínua fuente de violencia humana.
Y aún así, mientras las divisiones religiosas en nuestro mundo son evidentes por sí mismas, mucha gente sigue imaginando que los conflictos religiosos son siempre causados por falta de educación, por la pobreza o por política. Sin embargo, los que perpetraron los atentados suicidas del 11 de septiembre eran universitarios de clase media y no habían tenido experiencias discernibles de opresión política. Lo que sí hacían, sin embargo, era pasar una considerable cantidad de tiempo en sus mezquitas locales, hablando de la depravación de los infieles y sobre los placeres que esperan a los mártires en el Paraíso.

¿Cuántos arquitectos e ingenieros mecánicos más deberán estrellarse contra una pared a 400 millas por hora antes de que admitamos que la violencia del jihad no es un mero problema de educación, pobreza o política? La verdad, muy sorprendentemente, es que en el año 2006 una persona puede tener suficientes recursos intelectuales y materiales como para construir una bomba nuclear y aún creer en que obtendrá 72 vírgenes en el Paraíso. Los secularistas occidentales, liberales y moderados han sido muy lentos en
entender esto. La causa de su confusión es simple: no saben lo que significa creer realmente en Dios.

Los Estados Unidos ahora están solos en el mundo desarrollado como un país que conduce su discurso nacional bajo la sombra del literalismo religioso. Ochenta y tres por ciento de la población de los Estados Unidos cree que Jesús literalmente se levantó de entre los muertos, 53% cree que el universo tiene 6000 años de antigüedad. Esto es vergonzoso. Agreguemos a esta comedia de falsas certezas el hecho de que el 44% de los estadounidenses confían en que Jesús va a retornar a la Tierra en algún momento dentro de los próximos 50 años y se podrá visualizar la terrible debilidad de este tipo de pensamiento.

Cerca de la mitad de la población estadounidense está anticipando deseosa el fin del mundo. Este crédulo nihilismo no provee absolutamente ningún incentivo para construir una civilización sustentable. Muchas de esas personas son lunáticas, pero no son extremistas. Algunas pueden que Karl Rove las atienda por teléfono todas las veces que quieran.

Mientras los extremistas musulmanes vuelan aviones contra nuestros edificios, cortan la cabeza de periodistas y voluntarios, y arman manifestaciones de decenas de miles por caricaturas, varias encuestas recientes revelan que los ateos son la minoria más odiada. La mayoría de los estadounidenses dicen que rehusarían votar por un ateo, incluso si fuese un "candidato bien calificado" de su mismo partido político. El ateísmo, por lo tanto, es un impedimento perfecto para ser electo en este país (mientras que ser mujer, negro, musulmán, judio o gay no lo es). La mayoría de los estadounidenses también dicen que de todas las desagradables alternativas en oferta, tendrían menos tendencia a dejar que su hijo se casara con un ateo. Estas declaraciones de prejuicio podrían ser suficientes para hacer que algunos ateos se enojaran. Pero no son las que me hacen enojar.

Como ateo, estoy enojado de que vivamos en una sociedad en la que la pura verdad no pueda ser dicha sin ofender al 90% de la población. La pura verdad es esta: no hay una buena razón para creer en un dios personal; no hay una buena razón para creer que la Biblia, el Corán, o cualquier otro libro haya sido dictado por un ser omnisapiente; no obtenemos, en ningún sentido importante, nuestra moralidad de la religión; la Biblia y el Corán no son, ni remotamente, las mejores fuentes para guiar nuestras vidas en el siglo XXI; y la creencia en Dios y el divino origen de las escrituras está haciendo que mucha gente se mate innecesariamente.

En contra de esas puras verdades las personas religiosas han erigido un grotesco edificio de mitos, ofuscaciones, medias-verdades, y pensamiento mágico. Tal vez tú, Dennis, podrías ahora rever un poco ese edificio.


From: Dennis Prager
To: Sam Harris
Subject: La fe de la incredulidad
Hay una cosa en la que estamos de acuerdo, Sam. Escribes que estás 'bastante seguro de que sólo necesitamos usar palabras como "Razón", "Sentido común", "evidencia", y "honestidad intelectual" para hacerlo.'

Estoy de acuerdo porque estoy seguro de que la utilización de esos maravillosos vehículos a la verdad justifican el argumento para Dios y no para el ateísmo.

Sin embargo vos y otros ateos -a diferencia de los agnósticos, que simplemente tienen dudas acerca de Dios- se apropian de palabras como "razón" y "sentido común" para mantener una posición que difícilmente sea el fruto de la razón y el sentido común.

¿Son realmente la razón y el sentido común los que conducen a los ateos a su certeza de que todo, toda la existencia, sucedió por pura suerte? ¿Que por lo tanto no existe Dios, ni creador, ni diseñador? Poco probable. La certeza atea y la certeza religiosa son ambas afirmaciones que trascienden la razón y el sentido común. Pero al menos los creyentes religiosos tienen la honestidad intelectual de admitir que lo de ellos es una afirmación de fe.

Sin embargo, no estoy tan seguro de la existencia de Dios como usted de la no-existencia de Dios. Cuando miro al mundo injusto que Dios creó, tengo preguntas, a veces hasta dudas. Pero no los ateos como vos, Sam. No, ellos miran al amor y a la conciencia, a la grandiosidad del universo, al nacimiento de un bebé, escuchan la música de Bach y llegan a la conclusión de que todo sucedió por sí mismo.

Es una subestimación decir que no encuentro a esa posición intelectualmente llamativa. Y cuando se la sostiene con esa ceteza, se acerca a la arrogancia.

Por otro lado, nosotros los creyentes miramos la evidencia y creemos que hay un Dios. En ese sentido, el ateo tiene bastante menos honestidad intelectual que el creyente sofisticado. El ateo dice que sabe, a pesar del hecho de que lo que "sabe" no puede ser probado. El creyente "cree" porque sabe que lo que él cree es en última instancia imposible de demostrar.

Ahora, naturalmente, me estoy refiriendo al "creyente sofisticado", no a todo ser humano en la Tierra que afirma que cree en Dios. Hay mucha gente con visiones simplistas de Dios, y muchos millones que tienen una vil noción de Dios. Si yo y todos los demás creyentes en Dios somos mezclados con musulmanes que creen que la matanza de inocentes les hará obtener sexo en el cielo, entonces vos tendrás que ser mezclado con Josef Stalin y Mao Tse-Tung y todos los demás ateos que asesinaron más inocentes que todos los chiflados de la religión en la historia.

¿Acaso no conoces a gente como Francis Collins? El 11 de Junio de 2006, el Times de Londres reportó que "El científico que lideró al equipo que decodificó el genoma humano [...] ahora cree en la existencia de Dios [...] Francis Collins, el director del Instituto Nacional Estadounidense para la Investigación del Genoma Humano, afirma que existe una base racional para un creador y que los descubrimientos científicos llevan al hombre 'más cerca de Dios.'"

¿Es irracional Francis Collins, le falta sentido común, desconoce la evidencia y es intelectualmente deshonesto? ¿Te gustaría debatir con Francis Collins acerca de Dios basándose en la evidencia científica y el sentido común? Lo dudo.

Ni vos ni yo, sin entrenamiento en las ciencias, llegaríamos a entender algo de la evidencia que éste y muchos otros científicos ofrecen para creer en Dios.

Entonces, ya fue suficiente de utilizar clichés de dormitorio universitario sobre la "no evidencia" de la existencia de Dios. Como no sos científico, es poco probable que sepas acerca de la evidencia que los científicos creyentes ofrecen.

El artículo en el Times cita a Collins:
"Cuando tienes por primera vez al frente tuyo este libro de instrucciones de 3.100 millones de letras que transportan todo tipo de información y todo tipo de misterio acerca de la especie humana, es inevitable pasar página a página con asombro. No puedo evitar mirar esas páginas y tener un vago sentido de que estoy dando una ojeada a
la mente de Dios."


Viste estas instrucciones de 3.100 millones de letras? Sospecho que las entenderías tan poco como yo.

En una respuesta futura, me enfocaré en otros puntos de tu observación inicial. Pero responderé a uno ahora tu argumento de que el Dios de Prager o Collins está en la misma liga intelectual que la creencia en Zeus. ¿Acaso alguien que estudió el genoma humano discutió a favor de Zeus? ¿De qué estás hablando?

Responderé esa pregunta. Estás hablando como si te estuvieras dirigiendo a tus compañeros ateos que aclaman esas líneas que desprecian la fe en Dios. Piensan que el ridículo compensa su ignorancia acerca de la creencia sofisticada en Dios. Pero desafortunadamente para vos, en este diálogo no te estás dirigiendo a tus compañeros que creen en el ateísmo o gente que se burla de la religión. Estás dirigiéndote a una audiencia mixta y debatiendo con un hombre que conoce sus argumentos. Los escuchó en la escuela secundaria.


From: Sam Harris
To: Dennis Prager
Subject: La carga de la prueba cae sobre los fieles
Debería aclarar un par de conceptos errados que tienes sobre mí. Si bien me hace muy feliz que hayas admitido tu propia ignorancia sobre la ciencia relevante, no hay necesidad de que me atribuyas esa ignorancia a mí.

Aunque mi trabajo diario como infiel ha frenado mi progreso reciente, estoy en proceso de finalizar mi doctorado en neurociencia. Esto requiere que yo realmente entienda los desarrollos recientes en biología. Permíteme asegurarte que tengo una sólida base en ciencias de la vida y estoy muy al tanto del tipo de contorsiones que gente como Francis Collins hacen al servicio de sus mitos religiosos. Tu aseveración de que yo tendría miedo de debatir con Collins es especialmente divertida, dado que yo me ofrecí a debatir con él meses atrás, y el está aún considerándolo. Me aseguraré de invitarte a ese evento si es que alguna vez se le pone fecha.

Sin embargo estás en lo correcto al observar que muchos científicos creen en Dios. Ya lo indiqué en mi primer mensaje ("una persona puede tener suficientes recursos intelectuales...para crear una bomba nuclear..."). Pero en el mundo desarrollado este es un fenómeno estadounidense. E incluso en este ignorante país nuestro, la fe en Dios virtualmente desaparece entre los científicos más establecidos.

Una encuesta reciente de la Academia Nacional de Ciencias (nuestra organización científica más elitista) reveló que sólo el 7% de sus miembros creen en Dios comparado con el 40% de los científicos comunes y el 90% de toda la población). Aun así, yo sería el primero en admitir que hay un debate a ser librado y ganado en la comunidad científica sobre este punto. El hecho de que 40% de los científicos estadounidenses crea en Dios no indica que hay buenas razones para creer en Dios; indica que el 60% de los científicos no están haciendo su trabajo. La fe de gente como Collins está invariablemente apoyada por argumentos terribles del tipo de los que comenzaste a enumerar. Démosle una mirada a algunos de ellos.

Primero, el ateo que conjuraste - tan desbordante de falsa certeza - es un verdadero espantapájaros. La defensa de la religión es una que Bertrand Russel demolió hace un siglo con su famoso "argumento de la tetera". Como no puedo mejorarlo, y tú claramente lo has olvidado entre todos los desafios a la piedad que exitosamente evadiste "en la escuela secundaria", aquí va de nuevo:
Muchas personas ortodoxas hablan como si fuera la obligación de los escépticos refutar los dogmas recibidos en lugar de ser los dogmáticos quienes deberían probarlos. Esto es, por supuesto, un error. Si yo sugiriese que entre la Tierra y Marte hay una tetera china girando alrededor del Sol en una orbita elíptica, nadie podría refutar mi aseveración si además yo tuviese cuidado de agregar que la tetera es demasiado pequeña para ser revelada aun por los telescopios más poderosos. Pero si dijese que, ya que mi aseveración no puede ser refutada, es una presunción intolerable por parte de la razón humana dudar de ella, podría pensarse correctamente que estoy hablando sin sentido.

Si alguna respuesta válida a Russel ha visto la luz del día alguna vez, no estoy enterado.
Los fieles resisten las falsas certezas de la religión - cuando provienen de cualquier religión excepto la propia. Cada cristiano sabe cómo es encontrar las aseveraciones de los musulmanes profundamente sospechosas. Todos los que no son mormones saben rápidamente que el mormonismo es un sistema de creencias obscenamente estúpido. Todos han rechazado una cantidad infinita de afirmaciones espúreas sobre Dios. Los ateos simplemente rechazan una más.

El ateísmo no asevera que "todo es hecho por azar". Nadie sabe por qué el universo comenzó su existencia. La mayoría de los científicos admiten su ignorancia sobre este punto. Los creyentes religiosos no. Una de las ironías extraordinarias del discurso religioso puede verse en la frecuencia con que la gente de fe se exhalta a sí misma por su humildad, mientras condena a los científicos y a otros no-creyentes por su arrogancia intelectual. Han hecho un trabajo fino de esto. Y aun así, no hay visión en el mundo que sea más reprochable en su arrogancia que la de un creyente religioso. El creador del universo tiene un interés activo en mí, me aprueba, me ama, y me premiará después de la muerte; mis creencias, tomadas de las escrituras, seguirán siendo la mejor declaración de la verdad hasta el fin del mundo; todos los que están en desacuerdo pasarán la eternidad en el infierno...

Un creyente promedio ha alcanzado un nivel de arrogancia que es simplemente inimaginable en el discurso científico - y ha habido algunos científicos extraordinariamente arrogantes.

Tú sugieres que la existencia del universo demuestra la existencia de Dios. ¿Por qué? Porque todo lo que existe debe tener una causa. Es sorprendente cuanta gente encuentra compulsivo a este argumento.

¿Quién puede decir que lo único que puede dar origen al universo es un dios personal? Incluso si aceptamos que nuestro universo simplemente tuvo que haber sido diseñado por un diseñador, esto no sugeriría que este diseñador es el dios de Abraham, o que Él aprueba el judaísmo o el cristianismo. Si está diseñado inteligentemente, nuestro universo podría ser una simulación corriendo en una supercomputadora extraterrestre. O podría ser el trabajo de un dios malvado, o dos de esos dioses jugando una "cinchada" en un cosmos más grande. Si Dios creó el universo, ¿qué creó a Dios? Decir que Dios es increado simplemente impone la pregunta. ¿Por qué no puedo decir que el universo es increado? Espero ansiosamente tu demostración de "creencia en Dios intelectualmente sofisticada", Dennis. Pero tendrás que hacerlo mejor que esto.


From: Dennis Prager
To: Sam Harris
Subject: Espantapájaros, Teteras y Confusión Moral
Querido Sam:
Puedo haber errado en asumir que tú, como yo y casi todos los demás mortales, no podrían compararse con el Dr. Francis Collins - cabeza del proyecto genoma humano - en su conocimiento de la genética humana. Por lo que si, como estudiante graduado en
neurociencia, ya has alcanzado el nivel de experiencia de Collins, te saludo y te excluyo de la vasta mayoria de los ateos o teístas que no podrían debatir con él sobre la ciencia que lo lleva a creer en Dios.

Mi punto sigue siendo válido, como tú graciosamente concedes. El conocimiento científico difícilmente invalida la creencia de que hay un Dios. Al contrario, hay más creyentes en Dios en las ciencias naturales que en las ciencias sociales. Esto sugiere que es la ausencia virtual de Dios en la educación, no el conocimiento de la ciencia, lo que posiblemente cuente en el ateísmo de los académicos.

Noto que no respondiste a mi rechazo de tu comparación de la creencia en Zeus con la creencia en Dios. Estuviste listo en evitarla. Ese es un argumento intelectualmente tonto, e impropio de un ateo serio.

Escribes "el ateo que conjuraste - tan desbordante de falsa certeza - es un verdadero espantapájaros". "¿Espantapájaros?" Sam, no hay un solo lector honesto de tu primera carta que pudiera suponer nada excepto certeza de tu parte. Tu rechazo a la creencia en
Dios como intelectualmente idéntica a la creencia en Zeus prueba mi punto, porque tanto tú como yo tenemos la absoluta certeza de que Zeus no es Dios.

Y si tú realmente no tienes la certeza de que no hay Dios, nivela tus dudas con nosotros como yo hice con las mías.
El argumento de la tetera es totalmente inaplicable conmigo. Nunca escribí que el ateísmo falle porque no puede demostrar la no existencia de Dios. ¿Estás respondiendo a lo que escribí, o sólo asumiendo que caigo de tu caricatura de los creyentes ?
De todas maneras, estoy agradecido de que hayas traido a Bertrand Russell a la discusión. Russel es un fino ejemplo de una de las mayores razones por las que rechazo el ateísmo. En occidente, las personas y sociedades que rechazan al Dios de las religiones Judeo-Cristianas son más propensas a resultar moralmente confundidas y sin sentido que los creyentes judíos y cristianos.

Bertrand Russell, el gran ateo, fue, para ponerlo de manera amable, un hombre muy moralmente confundido. Entre sus muchas ideas confundidas, estaba impulsar la guerra preventiva (incluyendo, si fuese necesario, el uso de bombas nucleares) contra la Unión Soviética después de la 2da. Guerra Mundial, y luego, después de que la Unión Soviética tuviera armas nucleares, abogó por el desarme de Estados Unidos y Occidente.

El secularismo habitualmente produce un sinsentido moral e intelectual en personas e instituciones. Mi principal evidencia es la universidad estadounidense contemporánea, que es un lugar de confusión moral e intelectual tan profunda que uno debe buscar muy intensamente para encontrar equivalentes religiosos cristianos o judíos.

Esta es la razón por la que escribí una columna hace años titulada "Cómo encontré a Dios en la Universidad de Columbia". Los profesores en donde hice mi trabajo de graduación, en la Escuela de Asuntos Internacionales de la Universidad de Columbia, estaban equivocados en virtualmente todos los temas importantes.

Para dar sólo un ejemplo del sinsentido que está presente a lo largo del mundo secular, sin religión y sin Dios, el presidente de la Universidad de Harvard, Lawrence Summers, fue expulsado de su cargo por la comunidad educativa de Harvard porque tuvo la
audacia de decir que las diferencias entre el cerebro del hombre y la mujer podría ser responsable por sus diferentes predilecciones por las ciencias y las matemáticas. Como los Salmos lo pusieron miles de años atrás, "La sabiduría comienza con el temor a Dios" (N. del T. : Salmos 111:10). La falta de sabiduría en el templo secular, la universidad- donde EEUU es el villano del mundo, donde mujeres y hombres son tratados esencialmente como iguales, y donde el marxismo ha sido tomado seriamente por generaciones- valida el punto de vista del escritor del Salmo.

Por eso, gracias por levantar a Bertrand Russell. Si bien su argumento de la tetera china es irrelevante para todo lo que he escrito o creo, su visión moralmente confundida del mundo me ayudó a entender cuán indispensable es Dios para la moralidad y sabiduría, sobre lo cual (especialmente a partir de tu caracterización de este país como "ignorante") voy a escribir más en mi próxima carta.

Cuidate.
Dennis


From: Sam Harris
To: Dennis Prager
Subject: Un argumento irrelevante y sus hechos imaginarios
Este debate está llegando rápidamente a su fin, Dennis, y no has tocado mis argumentos ni presentado ninguna argumentación importante propia.
Ciertamente no dije que yo poseyera el nivel de experiencia de Collins. De todas maneras, estoy suficientemente familiarizado con la ciencia relevante como para saber que Collins no sostiene sus creencias sobre Dios por razones compulsivas científicas. Tú pareces más bien sobreextasiado por las credenciales académicas de este hombre. Permíteme asegurarte que incluso los científicos con muchos logros pueden ser filósofos terriblemente malos.
Collins, como probablemente sabes, acaba de publicar una defensa de la religión del tamaño de un libro, intitulada "El lenguaje de Dios". Es una obra maestra del pensamiento simplista. Por ejemplo, Collins describe el momento en que él, un científico de alto rango, se convenció de la divinidad de Jesucristo:

"En un hermoso día de otoño, mientras caminaba por las montañas Cascade... la majestuosidad y belleza de la creación de Dios superó mi resistencia. A medida que rodeaba una cornisa y veía una hermosa e inesperada cascada congelada, de cientos de pies de altura, supe que la búsqueda había terminado. La mañana siguiente, me arrodillé en la hierba húmeda por el rocío cuando el Sol salía y me rendí a Jesucristo".

Un perfil reciente de Collins publicado en Time agrega un detalle invaluable: La cascada estaba congelada en tres vertientes, ¡y eso trajo a la mente del buen doctor a la Trinidad! Escribiste antes que yo no podría "siquiera entender" la evidencia que un genio como Francis Collins pondría en defensa de su fe. Te confieso que puede ser que estés acertado en eso.

Espero que sea inmediatamente obvio para tí, y para todos nuestros lectores, que no hay nada en ver una cascada congelada (no importa cuán congelada) que ofrezca la más mínima corroboración de la doctrina del cristianismo. Si la belleza de la naturaleza puede significar que Jesús es el hijo de Dios, entonces puede significar completamente cualquier otra cosa.
Digamos que yo vi la misma cascada y que sus tres vertientes me hicieron pensar en Rómulo, Remo y la Loba - los míticos fundadores de Roma -. Así supe, desde ese momento en adelante, que Italia podría ganar algun día la Copa del Mundo. Esta epifanía, aun siendo perfectamente psicótica, podría de hecho ponerme en suelo más sólido que Collins (porque Italia de hecho ganó la Copa del Mundo).
La razón por la que la ciencia (especialmente en EE.UU.) no inocula mejor a sus practicantes contra la creencia de que Jesús es el hijo de Dios (o que Joseph Smith recibió la revelación final de Dios en placas de oro del angel Maroni) es porque es tabú desafiar seriamente la fe de una persona religiosa en nuestra sociedad. Me pregunto qué es lo que haces del hecho de que un número importante de científicos hindúes creen en una pluralidad de dioses. Te sugiere esto que el politeísmo ha sido respaldado por investigación científica imparcial?

También pareces haber arribado a la conclusión equivocada sobre las estadísticas. Hay muy pocos cuestionamientos sobre que la exposición a una educación científica reduce la tendencia de una persona a creer en Dios, y lo hace en más o menos un modo lineal (cerca del 10% de la población general es atea/agnóstica, 40% de los doctores, 60% de los investigadores científicos y 93% de los miembros de la Academia Nacional)

Un artículo de Nature reportó recientemente que ningún científico duda más de la existencia de Dios que los biólogos, seguidos de cerca por los físicos y los astrónomos. No estoy al tanto de la información que citas respecto de los científicos sociales, pero si es como informas, y ellos son más ateos aún, no me sorprendería. Después de todo, esa gente pasa mucho tiempo pensando en cosas como autoengaño, pensamiento mágico, polarización cognitiva y otros enemigos de la honestidad intelectual que mantiene a la religión tan bien parada en nuestra sociedad.

Dime por qué es más razonable creer en Yahweh que en Zeus. Tengo muy pocas dudas de que si Francis Collins hubiese crecido en una cultura en la cual nueve de cada diez personas veneraran los dioses del Monte Olimpo, esa cascada congelada habría llevado un mensaje decididamente pagano (tal vez habría pensado "tridente" en lugar de "trinidad" y establecido a Poseidón como su deidad favorita).

Tu trabajo es ya sea producir un argumento racional para la legitimación única de la tradición judeo-cristiana (una que revele porque mil millones de hindúes están tan absolutamente errados con respecto a la naturaleza del cosmos), o admitir que no puedes hacerlo. Y estoy deseando apostar la granja a que no puedes.

Traje el argumento de la tetera porque me acusaste a mí (y a todos los ateos) de estar seguros de que Dios no existe, invitando a todos los lectores a apreciar cuán absurda e intelectualmente deshonesta es tal certeza. El argumento de Russell revela por qué un ateo no necesita parecer tener tal certeza (como yo mismo no hago). La carga está del lado de los que creen en Yahweh, Zeus, o teteras celestiales de proveer evidencia para soportar sus doctrinas. El argumento de Russel de hecho aplica a tí. Y aplicará a tus hijos si no enderezamos nuestras cabezas como civilización.

Escribiste: "En occidente, las personas y sociedades que rechazan al dios de las religiones Judeo-Cristianas son más propensas a resultar moralmente confundidas y sin sentido que los creyentes judíos y cristianos."

Como sabes bien, Estados Unidos es único entre las democracias ricas en su nivel de adhesión religiosa. También está singularmente copado por las altas tasas de homicidios, abortos, embarazos adolescentes, enfermedades de transmisión sexual y mortalidad infantil. Los estados del sur y el medio-oeste, caracterizados por los más altos niveles de literalismo religioso, están especialmente plagados por las miserias mencionadas arriba, mientras que los estados comparativamente seculares del noreste van de acuerdo a las normas europeas. Claramente, el fuerte compromiso religioso hace muy poco para garantizar el comportamiento moral o la salud social.
Pero hay un punto muchísimo más importante para que tú y nuestros lectores entiendan. Incluso aunque sostuvieras que el vínculo entre la fe y la moralidad fuese cierto, esto no ofrecería ningún soporte de todas formas para tus creencias religiosas. Incluso si el ateísmo llevara directamente al caos moral, esto no sugeriría que la doctrina del judaísmo es verdadera. El Islam podría ser cierto en ese caso. O todas las religiones podrían funcionar como placebos. Como descripciones del universo, podrían ser totalmente falsas pero extraordinariamente útiles. Contrariamente a tu opinión, sin embargo, la evidencia sugiere que son falsos y peligrosos.
Sospecho, Dennis, que tú y yo coincidimos en muchas cuestiones de moralidad. Confío en que ambos sentimos que la esclavitud fue una abominación, independientemente del hecho de que no importa cómo entrecierres los ojos, la Biblia nos dice que está bien tener esclavos (¿Quién decide qué es lo bueno en el Buen Libro? Respuesta: Nosotros. Nuestras intuiciones morales son aún primarias. No tiene absolutamente ningún sentido, entonces, pensar que obtenemos nuestro sentido básico de lo correcto e incorrecto de las escrituras). Seguramente coincidimos en que lo políticamente correcto ha debilitado la integridad moral e intelectual de mucho de nuestro discurso, tanto en nuestras universidades como en todas partes.

Pero el vínculo que trazaste entre la inmoralidad y el ateísmo es espúreo. Y, no hace falta decirlo, el tabú que hizo que Lawrence Summers fuese echado es el mismo tabú que evitaría que un profesor criticara las locas convicciones religiosas de sus estudiantes. Lo que necesitamos, en todas partes, es honestidad intelectual - no más dogmatismo.

Parece que tu apego a la religión resulta, al menos en parte, de tu odio al relativismo moral. Comparto totalmente tus preocupaciones aquí y empleo una porción considerable de mis energías profesionales en tratar de liberar al secularismo del peligroso sinsentido con en cual habitualmente se lo mezcla. Sospecho fuertemente que tú y yo tenemos visiones similares sobre los riesgos puestos sobre la civilización por la difusión del Islam. Probablemente sacamos las mismas lecciones de las fallas del multiculturalismo en Europa occidental: Todo el atraso y barbarie que lleva el nombre de Islam europeo (los casamientos forzados, las muertes por honor, el antisemitismo, la hostilidad contra la libertad de expresión, y ese tipo de cosas) tiene que ser removido de esas poblaciones inmigrantes o el continente entero se encamina hacia las cataratas.

Pero está claro en nuestro debate que tú y yo diferimos en la ubicación del problema. Desde tu punto de vista, el problema debe ser que Europa ha perdido la columna vertebral moral que sólo la religión puede proveer (y sólo sucede que el Islam es
la religión incorrecta). Desde mi perspectiva, nuestro mundo ha sido partido, innecesariamente, por la religión misma. Como dije, incluso si tuvieras razón, y la única gente que pudiera invocar al coraje moral para combatir a los lunáticos religiosos del mundo musulmán fuesen los lunáticos religiosos de Occidente, esto no sugeriría nada acerca de la existencia del Dios biblico.
Solo mostraría que la creencia en Él podría ser políticamente necesaria, en un tiempo y lugar dados, para motivar a la gente a combatir a (como nuestro inimitable presidente dice) "los malhechores".
Estoy razonablemente seguro de que estás equivocado acerca de esto. Pero de nuevo, esto es bastante irrelevante para la pregunta que está ante nosotros.


From: Dennis Prager
To: Sam Harris
Subject: Correlaciones poco felices
Querido Sam:
El Dr. Collins no ofreció las tres cascadas como argumento para creer en la Trinidad, ni siquiera en tu cita aislada de su libro o en la oración aislada de Time. Todo lo que dijo fue que las tres cascadas le recordaban la Trinidad cristiana y que después de observar tan deslumbrante belleza se convirtió en un cristiano creyente.
Si un hombre dice que una hermosa flor le recuerda a su hermosa esposa, no está diciendo que la belleza de la flor prueba que su esposa es también bella. Las maravillas naturales suelen inspirar a una persona a reflexionar en lo divino. Tú ves la belleza natural y, por ese motivo, todo lo demás en el universo, y no ves a ningún creador, sólo coincidencia. Encuentro esta reacción al menos tan extraña como tú encuentras ver en la naturaleza la evidencia de un creador.

Los comentarios de Collins simplemente indican que él y otros científicos eminentes ven a la ciencia como argumentando en favor de un Dios creador. Si Collins ha dicho que la existencia de las tres cascadas le demuestran que existe una Trinidad, compartiría tu despectiva actitud. Pero estos comentarios ni siquiera implicaron algo tan descabellado.

Tú escribes que "Hay muy pocos cuestionamientos sobre que la exposición a una educación científica reduce la tendencia de una persona a creer en Dios", un punto que reconozco de lleno en mi última correspondencia. Pero la exposición a otras areas de educación más alta, específicamente las "ciencias sociales", reducen aún más la posibilidad de que una persona crea en Dios.

Tenemos entonces dos opciones sobre cómo interpretar esa información. Una es que cuanto uno más sabe, es menos probable que uno crea en Dios. Esa es tu interpretación. Yo tengo otra interpretación - la educación contemporanea de alto nivel aumenta el conocimiento factual y decrementa la sabiduría. Con algunas excepciones, creo que cuanto más tiempo uno pasa en la universiad, él o ella se vuelven menos sabios.

Sólo entre los entre los altamente educados están aún aquellos quienes creen que los hombres y las mujeres son básicamente lo mismo. Yendo atrás una generación o dos, el soporte a Josef Stalin, tal vez uno de los más grandes asesinos en masa de la historia, estaba casi totalmente confinado en occidente a los intelectuales. Los alemanes con doctorados también estuvieron entre los más grandes seguidores de Hitler. El registro moral de los intelectuales seculares -los "idiotas útiles" de Lenin- es el peor de cada grupo aislado en las sociedades libres en los ultimos cien años.

Por lo tanto no estoy tan sorprendido por la información que relaciona la educación secular con el ateísmo.
Escribes que "Tu trabajo es ya sea producir un argumento racional para la legitimación única de la tradición judeo-cristiana (una que revele por qué mil millones de hindúes están tan absolutamente errados con respecto a la naturaleza del cosmos), o admitir que no puedes hacerlo. Y estoy deseando apostar la granja a que no puedes".
No apuestes tu granja aún. Tengo, concretamente, hecho el caso en favor de la legitimación unica de la tradición judeo-cristiana en 25 ensayos que escribí en 2005. Alcanza con que los valores judeo-cristianos solos le dieron a la humanidad la noción de lo sagrado de la vida humana; la historia lineal y por lo tanto la idea de progreso científico y moral, estándares universales de bien y mal, la abolición de la esclavitud, el metodo científico, el desarrollo de la democracia, la igualdad de los sexos, el más grandioso experimento de sociedad no basada en etnias (Estados Unidos), la más grandiosa música jamás compuesta y el más gradioso arte jamás logrado.
Con respecto a India, he viajado una cantidad de veces y dado clases allí; tengo una profunda reverencia por su pueblo y cultura. Pero India no nos ha dado esas contribuciones. Ni China y ciertamente ninguna de las sociedades que fueron contemporáneas de los antiguos judíos, que nos dieron la Torah de donde emanan nuestros valores.
Presumiblemente tú asumes que todos esos valores que cambiaron al mundo y estos logros únicos habrían evolucionado por sí mismos sin Biblia hebrea, sin revelación divina, y sin cristianos para llevar la Biblia al mundo. Tú eres, después de todo, un creyente de que todo lo asombroso vino de la nada.
Así es como ves el mundo. Todo vino de la nada; la inteligencia vino de la no-inteligencia; el orden vino del caos. No puedo entender por qué alguien puede encontrar esas creencias racionalmente compulsivas. Lo único que puedo concluir es que se necesita una educación universitaria -la inmersión secular que comienza en la primaria- o antipatía hacia la religión.

Si quieres exponer tu caso sobre cómo el secularismo produce mejores personas en Estados Unidos, qué me dices de "apostar la granja" a lo siguiente: Te apuesto la suma que podamos solventar a que la gran mayoría de los asesinos y violadores en este país no eran religiosamente activos durante el tiempo en que cometieron sus violentos crimenes. Haría una segunda apuesta a que no tomas aquella apuesta.

Aquí hay otra correlación de la vida real para que ponderes. En su mayor parte, la Europa secular no podía indicar cuál era la diferencia moral entre Estados Unidos y la Unión Soviética y no puede establecer la diferencia entre Israel y sus enemigos. El Estados Unidos religioso sabía que la Unión Soviética era un "imperio maligno" y cree que hay un abismo que separa a Israel de sus enemigos. Y la Europa secular, como el Estados Unidos secular, ni siquiera se reproduce. El secularismo hace a la gente demasiado egoísta como para tener más de un hijo y/o destroza cualquier creencia en mantener la propia sociedad y cultura.

Finalmente, te felicito por reconocer la amenaza islámica y por aborrecer el relativismo moral que se infiltra en Occidente. Al contrario de la mayoría de los ateos, tú reconoces que el coraje moral para combatir el más grande de todos los males de hoy se encontraría en principio entre los judíos y cristianos religiosos. Le acredito ese coraje a la claridad moral inherente a las creencias judías y cristianas y a la creencia en Dios de esos judíos y cristianos. Todavía tengo que entender a qué le atribuyes el coraje entre los religiosos y la falta de columna vertebral moral en la Europa y Estados Unidos seculares.

Tienes razón en que esta claridad moral y coraje entre los predominantemente religiosos no prueba la existencia del Dios bíblico. Nada puede probar la existencia de Dios. Pero este es seguro un argumento poderoso: si la sociedad no puede sobrevivir sin x, entonces hay una buena chance de que x exista.


From: Sam Harris
To: Dennis Prager
Subject: Tres formas de equivocarse
Bien, parece que hemos arribado al final de nuestro debate sin un verdadero encuentro de opiniones. Dudo de que cualquiera de nosotros esperará cambiar los puntos de vista del otro sobre religión. Antes de salir, me gustaría señalar que has confiado en una variedad de estratagemas que no dan (incluso combinadas) ningún apoyo a tu posición.
1. Has observado que algunas personas muy inteligentes, como Francis Collins, creen en Dios.
Así como son las cosas, citar a tan buena compañía no aporta a un argumento - especialmente cuando las razones que esa gente ilustre tiene para creer en Dios son irrisorias. Desafortunadamente, es tu tratamiento de Collins el que "confunde". El extracto que entregué representa su propio relato del preciso momento en que sus dudas sobre el cristianismo fueron eliminadas. Y está bien que te avergüences por esto, dada tu confianza en él como uno de las grandes luminarias de la fe "sofisticada".

Voy a dejar que nuestros lectores consulten el libro de Collins y decidan por ellos mismos si el hombre arribó a su creencia en el Cristo resucitado a través de la ciencia de la biología molecular o por algún otro camino. Tú, sin embargo, harías bien en observar que hay una enorme diferencia entre (1) tomar una imagen del mundo a través del estudio científico e imparcial, y (2) tomarla a través de la emocionalidad y el pensamiento mágico, para luego ver si puede sobrevivir al contacto con la ciencia. Collins claramente ha hecho esto último.

El hecho de que el cristianismo evangélico pueda aún sobrevivir al contacto con la ciencia (debido a los baches en la ciencia) no significa que haya razones científicas para ser un cristiano evangélico. Y al margen de tus giros en torno a este tema, el hecho de que los científicos son, en todas partes, menos religiosos que los no científicos sugiere que la ciencia tiende a no apoyar la creencia religiosa.

2. Has, muy frecuentemente, ignorado el significado elemental de las palabras.

Confio en que los lectores atentos notarán dónde me has malinterpretado (o colocado una interpretación distorsionada de Collins, de la información de las encuestas, etc)

3. Has buscado permanentemente exponer que la creencia en Dios es útil.

Mientras que la utilidad de la religión podría valer la pena debatirla en otro contexto, es completamente irrelevante para la cuestión de si Dios existe (es debatible, por supuesto, porque la tradición judeo-cristiana, a la cual le adjudicas tanto del progreso de la humanidad, ha esparcido también mucha miseria - e incluso produjo a Stalin, el peor de los peores).

El hecho de que ciertas creencias religiosas puedan ser útiles no sugieren, de ningún modo, su legitimación. Puedo garantizar, por ejemplo, que la siguiente religión, inventada por mí en los últimos diez segundos, podría ser extraordinariamente útil. Se llama "Cientismo". Aquí esta el credo: Sé bueno con los demás; no mientas, robes o mates; y obliga a tus hijos a dominar las matemáticas y la ciencia al máximo de sus posibilidades o 17 demonios te torturarán con pinzas calientes por la eternidad después de morir. Si pudiese esparcir esta fe a miles de millones, tengo pocas dudas de que viviríamos en un mundo mejor del que vivimos en la actualidad. ¿Sugeriría esto que los 17 demonios del Cientismo existen? Los engaños útiles no son lo mismo que las creencias verdaderas.

Con respecto a tu apuesta acerca de la religiosidad de asesinos y violadores -depende, por supuesto, de lo que entiendas por "religiosamente activo": si estás sugiriendo que estos delincuentes violentos rara vez creen en tu Dios bíblico, estaré feliz de aceptar esta apuesta. La tasa de creencia entre los asesinos y violadores en los Estados Unidos debe exceder la tasa de no-creencia. Estaría incluso dispuesto a darte ventaja. Podemos dejar de lado a los miles de violadores de niños ordenados en la Iglesia Católica (¿o no son ellos "religiosamente activos" a tus luces?).

Tambien debería apuntar que tu cerraste tu última misiva con una falacia. Escribiste:

"Tienes razón en que esta claridad moral y coraje entre los predominantemente religiosos no prueba la existencia del Dios bíblico. Nada puede probar la existencia de Dios. Pero este es seguro un argumento poderoso: si la sociedad no puede sobrevivir sin x, entonces hay una buena chance de que x exista. "
No, Dennis, esta claridad moral no es un "argumento poderoso" o ni siquiera un argumento; por favor, mantené tus equis correctamente. Si la humanidad no puede sobrevivir sin 'una creencia en Dios', esto sólo significa que 'una creencia en Dios' existe. Esto no sugeriría, ni remotamente, que Dios exista.
Una ironía adicional, por supuesto, es que la amenaza sobre la civilización que nos preocupa a ambos -el fascismo islámico- es puramente el producto de la fe religiosa, mantenida precisamente por las razones (o pseudo-razones) que tú defiendes. Si los musulmanes no pensaran en ellos mismos como "Musulmanes", los judíos como "Judíos" y los cristianos como "Cristianos", no estaríamos en este lío. Permíteme asegurarte que los musulmanes "sofisticados" apelan a las mismas racionalizaciones que Francis Collins hace para apoyar su creencia en el poderoso Alá. De hecho, tu "deslumbrante belleza de la naturaleza" es una de las razones fundamentales más importantes para la fe encontrada en el Corán. ¿Cuánta más gente tendrá que morir debido a esta respuesta de la Edad del Hierro a la belleza de la naturaleza?
Sin ninguna otra cosa, nuestro debate claramente revela cuán difícil es cambiar la opinión de otra persona sobre este tema. Tal vez algunos de nuestros lectores han desplazado su punto de vista en uno u otro sentido. Cualquiera que haya sido el resultado, estoy feliz de que nos hayamos tomado el tiempo para intercambiar correspondencia.

Te deseo lo mejor,
Sam


From: Dennis Prager
To: Sam Harris
Subject: Tu tarea es por lejos mucho más grande que la mía
Dejaré que nuestros lectores identifiquen quién se apoyó en "estratagemas".
Para ayudarlos a que juzguen, citaré tus palabras y no me apoyaré en parafrasear tus puntos de vista como tú has hecho con los míos.
Escribes: "Has observado que algunas personas muy inteligentes, como Francis Collins, creen en Dios."

Yo no escribí eso. Escribí que algunos científicos eminentes creen en Dios y que algunos de ellos han comenzado a creer en Dios a través de la ciencia. El punto era científicos y creencia, no "personas muy inteligentes" y creencias. De hecho, sin implicaciones hacia tí, casi nunca he encontrado "personas muy inteligentes" que no creyeran en Dios. La gran mayoría de los ateos que he conocido tenían buen cerebro, pero si "inteligente" incluye sabiduría, profundidad intelectual, profundidad de pensamiento, y discernimiento moral, he encontrado tales personas casi exclusivamente entre los creyentes del dios judeo-cristiano (que conste también que he conocido tontos que creen en este dios).

Escribes: "Confío en que los lectores atentos notarán dónde me has malinterpretado (o colocado una interpretación distorsionada de Collins, de la información de las encuestas, etc.) y luego forzaste un falso cargo".

Continúo defendiendo mi ententendimiento sobre Collins - de hecho, en mi programa de radio le pregunté sobre las cascadas y él sostuvo mi entendimiento, no el tuyo (la entrevista completa con él esta disponible en mi sitio web).

Tú nunca aceptaste mi apuesta que la gran mayoría de los criminales violentos no eran religiosamente activos cuando cometieron sus crimenes. En lugar de esto, tú redefiniste "religiosamente activo" para que significara creer en el Dios bíblico. Todos los que usan el término, saben que no se refiere a la creencia; se refiere a ser activo dentro de una religión, como lo es asistir regularmente a la iglesia o sinagoga, estudio bíblico, etc. Tú sabes tan bien como yo que esa gente no está proporcionalmente representada entre los criminales violentos de Estados Unidos. Así que redefiniste "religiosamente activo" para evitar la apuesta.

Escribes: "Mientras que la utilidad de la religión podría valer la pena debatirla en otro contexto, es completamente irrelevante para la cuestion de si Dios existe." Coincido contigo. Mi argumento es que, al contrario de lo que sucede con el Estados Unidos judeo-cristiano, las sociedades seculares -significando en general aquellas de Europa Occidental- pierden su deseo de sobrevivir (por no reproducirse), y no se comprometen con nada (fueron muy moralmente indiferentes durante la guerra fría contra el comunismo y son indiferentes o peor que eso en ayudar a mantener vivo a Israel en contra de los musulmanes que juraron exterminar el estado judío). Cuando la gente se da cuenta de esto, pueden llegar a la conclusión de que algo que se necesita para que la sociedad sobreviva -la creencia en el Dios de Israel- puede de hecho existir.

Escribes que la tradición judeo-cristiana "incluso produjo a Stalin". Tengo que admitir que esta es la primera vez en mi vida debatiendo con ateos. Sólo puedo imaginar que te refieres al hecho de que Stalin asistió al seminario cristiano cuando joven. ¿Y qué? Stalin fue un ateo apasionado que mató a un número no establecido de clérigos cristianos, destruyó virtualmente toda iglesia en Rusia, y forzó a los estudiantes soviéticos a estudiar "ateísmo científico". Si esas violentas políticas pro-ateas hubieran sido producidas por la tradición judeo-cristiana, entonces las palabras no tienen sentido.

Escribes: "Los engaños útiles no son lo mismo que las creencias verdaderas."

Esto es totalmente cierto. Sin embargo, si lo que puede ser un "engaño útil" es responsable de que la civilización judeo-cristiana termine con la esclavitud, descubra la ciencia y el metodo científico, afirme la racionalidad, crea en el progreso (la Torah fue única en repudiar la vision cíclica de la vida), elevar los derechos de las mujeres, afirmar los derechos humanos universales, establecer la santidad de la vida humana, y mucho más, entonces rechazaría menoscabarla como un mero "engaño útil".

Escribes: "Si la humanidad no puede sobrevivir sin 'una creencia en Dios', esto sólo significa que 'una creencia en Dios' existe. Esto no sugeriría, ni remotamente, que Dios exista.". Esta afirmación es tan novedosa como la que sugería que Stalin fue producto de valores judeo-cristianos. Es difícil para mí imaginar que algún lector imparcial pueda arribar a la misma conclusión. Si ambos reconocemos que sin creencia en Dios la humanidad se autodestruiría, es bastante distendido decir que esto de hecho no "sugiera, ni remotamente que Dios exista". Puedes mencionar una cosa que no exista pero que sea esencial para la supervivencia humana?

Concluyes: "Sin ninguna otra cosa, nuestro debate claramente revela cuán difícil es cambiar la opinión de otra persona sobre este tema. Tal vez algunos de nuestros lectores han desplazado su punto de vista en uno u otro sentido. Cualquiera que haya sido el resultado, estoy feliz de que nos hayamos tomado el tiempo para intercambiar correspondencia.".

También estoy feliz de que nos hayamos tomado el tiempo para este intercambio. Pero nunca entré en este debate con alguna esperanza de cambiar tu opinión en este tema. El lema de mi programa de radio es "Prefiero la claridad al acuerdo", y es por eso que estuve de acuerdo en hacer esto. Quise que los lectores consiguieran claridad sobre las diferencias entre el ateísmo y el teísmo judeo-cristiano.

Y con ese objetivo en mente, finalizaré con mi replanteo del magnífico resumen del argumento por la creencia en Dios que hizo el rabino Miton Steinberg (1903-1950), un rabino racionalista (y no ortodoxo): "El creyente en Dios tiene que responder por la existencia del sufrimiento injusto; el ateo tiene que responder por la existencia de todo lo demás".

Y eso es por lo cual tu tarea, Sam, es infinitamente más grande que la mía.

Te deseo lo mejor,
Dennis

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gabi, el debate es realmente interesante. Es una lástima que esté plagado, y empañado, por las deshonestidades (no sólo intelectuales) de Dennis Pragger. Digo que es una lástima porque son tantas que Harris se ve obligado a pasar la mayoría por alto, muchas veces como consecuencia de las restricciones de corrección política que imponen las “reglas” del debate. Una de éstas está relacionada con las capacidades intelectuales del Sr. Collins. La Enciclopedia Británica define la ciencia como cualquier sistema de conocimiento relativo al mundo físico y sus fenómenos que involucra observaciones imparciales y experimentación sistemática. Más allá de que nuestras preferencias se inclinen por una definición más amplia o más restrictiva, uno de los pilares del quehacer científico es el escepticismo, como medio para alcanzar un conocimiento lo más objetivo posible de la naturaleza. Obviamente, el Sr. Collins no es un gran científico. Tal vez lo haya sido (aunque lo dudo, probablemente haya sido un gran técnico), pero hoy es un psicótico dando rienda suelta a un delirio místico y sus capacidades mentales parecen haber menguado en la medida de lo esperado. De cualquier manera, no creo que Pragger esté realmente sobreextasiado por las credenciales académicas de Collins. Sencillamente creo que Pragger no debate con Harris, se dirige a su grey (y cualquier otro iluso que pudiera capturar) y, para esto un personaje como Collins le viene como anillo al dedo. La gran mayoría de los creyentes queda embelezado cuando un cuadrito sinóptico o una estadística parecen llevar agua para su molino. De hecho, a Collins le alcanza con mirar muchas letras en un libro. No es para menos, parece que comentó alguien en la cola a San Cayetano: son 3.100 millones!!! No hace falta buscar con demasiado empeño para encontrar sandeces como ésta en toda la argumentación de Pragger. De todos modos, hay que reconocer que es un tipo capaz. No dio un solo argumento ni remotamente válido a favor de la existencia de dios -esto no es una acusación, después de todo no hay ninguno-, fue humillado en un par de oportunidades (como con el argumento de las x’s, aunque hay que reconocer que salió con elegancia, si bien haciéndose olímpicamente el pelotudo) y; sin embargo, estoy seguro de que sumó varios puntos en el rebaño y algunos de rating en su programa radial.

Saludos

Gabi Romano - De Buenos Aires al Sudeste asiático... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabi Romano - De Buenos Aires al Sudeste asiático... dijo...

Hola querido anónimo de las 2:46:

Gracias por tus reflexiones, tu lenguaje claro y tu buena -muy buena- y afilada pluma. Me gustaría, en primer lugar destacar eso que llamas “las reglas del debate”, reglas que dejan a Harris por momentos en una posición tal que no puede elevar el nivel de sus argumentaciones pese a tener todas las armas para hacerlo. Las reglas del debate, sean por Internet, televisadas o radiales son hoy propias de la lógica políticamente correcta que exige la falsedad del juego democrático. La democracia es el mejor conjunto de reglas de gobernabilidad que logramos hasta el momento (o quien cambiaría mano a mano a la más tullida de las democracias por un régimen talibán, una dictadura birmana, un gobierno religioso, o cualquiera de los fracasados intentos comunistas, creo que cualquier sensato se queda con la tullida…) pero es un modo de gobernabilidad plagado de necedades, mentiras, corsets deshonestos que minan la puesta en visibilidad de lo real, y diversas mentiras provenientes de la impracticable teoría de la representación. Por lo que, los juegos discursivos que alienta y permite la democracia -en este caso, un debate de ideas- deberán cargar con este marco restrictivo y muchas veces contraproducente que es dotar a una discusión de regulaciones políticamente correctas. Esta “corrección” de las reglas del debate termina generalmente favoreciendo al más conservador, al que mejor apela a los golpes bajos, al que mejor prestidigita las creencias y este sujeto Dennis Pragger es ducho en todo esto. Pragger es un retor de los medios masivos, lo que equivale a decir, un muy buen entrenado manipulador de imágenes a través de las que termina manipulando oipiniones y creencias “haciendo como sí” éstas fueran verdades. Es acertado lo que vos decís en cuanto a que el debate, al tener que seguir por los andariveles de corto vuelo de Pragger, termina siendo no un debate sino un cruce lo más gentil posible de argumentos simulados por éste último que no son tales. Pragger es un devoto, además de un exitoso massmedia. Y ser devoto es ser prisionero de un conjunto de creencias. Da lo mismo si el debate hubiera sido con cualquier otro prisionero del resentimiento: una autoridad islámica, con un rabino, o con el mismísimo Sr. Collins que parece haber tenido que demorar su encuentro con Harris hasta… hasta que los antipsicoticos lo estabilicen!!! La ciencia no está exenta ni de resentidos con varios doctorados a cuesta… ni de esquizofrénicos. Esto me hace suponer que no habrá debate Harris vs. Collins por un tiempo. Lástima. Mientras parece que aparecerá un nuevo libro del tan citado “padre del proyecto Genoma Humano”, dicen sus allegados que se llamará “Cómo les digo que nací de una virgen y otras extáticas certezas científicas que me fueron reveladas a través del microscopio”.

En fin, dejemos que los psicofármacos hagan su efecto, aunque yo soy de la idea de que no hay retorno indemne de los delirios de esta índole.

En cuanto a que Pragger sea un tipo capaz… uhhhmmm, no podría afirmarlo. Es un vivillo, con formación e información desde luego, que sabe lo que quiere y a quién quiere llegar, pero un vivillo que cuida su grey-público pues son esos ni más ni menos que los giles que le dan de comer y le terminan garpando su yate, su casa en Malibú y sus inviernos en Los Alpes, pero un vivillo al fin. Dennis Pragger tiene mucho que cuidar antes que cuidar la pasión por la verdad. Tiene que defender las creencias que le abultan la cuenta bancaria, y con la caja de seguridad suiza, no se jode.

Estoy plenamente de acuerdo con vos en que, no habiendo debate stricto sensu, solo hubo dos líneas paralelas en el debate, líneas que ni en el horizonte se tocaron: Sam Harris intentando pensar y exponer sentidos y sinsentidos acerca de la creencia en Dios, y Pragger haciéndose el “manejador de fuentes legitimadas” (agitando las credenciales ultraprofesionales de Collin y su in-cre-í-ble relato psicótico-delirante de la cascada como medio infantil para otorgar robustez a su stock de embustes teístas) mientras intenta vanamente ocultar a través de sus enunciados patéticos el mensaje para la cristiandad. De todos modos es mi opinión que Harris es un hombre que sabe lo que está haciendo y aún cuando las reglas no le permitan explayarse al máximo de su capacidad, cuenta con una condición ético-subjetiva que no quiero dejar de subrayar: Harris obra “parresiásticamente” en términos de libertad discursiva. No le teme al “decir verdad” ni a las consecuencias de ese decir, y tiene el coraje de poner en peligro cientos de estabilidades al lanzar cada argumento con la certeza de un dardo contra el globo de vacuidades que lanza un cativo como Pragger. Sí, digo que Pragger está-vive-morirá cautivo de sus cegueras, pero digo cativo en el sentido que sugiere el desusado adjetivo: un hombre desgraciado, infeliz, un ser sin cualidades dignas de respeto, y también (estoy siguiendo una interesante genealogía del término proporcionada por la RAE) un niño pequeño. Sí, dejemos al desgraciado niño Dennis embelezarse con los “provectos científicos” de inmaculado guardapolvo en trance delirante, dejémosle a Dennis Pragger que continúe con su pensamiento mágico, el pobrecito ya no crecerá más, llegó al tope de su crecimiento. Mejor sigamos las huellas que imprimen los hombres y mujeres buscadores de perspectivas sobre la verdad, esos que hacen su juego con pasión y honestidad, aunque a veces en su camino deban lidiar con zorros, niños avejentados disfrazados de intelectuales solventes, y/o variadas figuras condensadoras del resentimiento. Alentemos a aquellos que no capitulan en su uso de la libertad para desnucar argumentativamente a quien abrace cualquier versión necrofilizada de las creencias más tóxicas.

Gracias por tus reflexiones y por relanzarme a reflexionar a mí, una vez más.

Un noble abrazo
Gabi